Mensaje del Director Ejecutivo

En Puerto Rico contamos con un extraordinario caudal musical que aporta al desarrollo social y cultural de nuestro pueblo, posicionándonos en el más alto grado de excelencia en las artes musicales a nivel mundial.  Es un orgullo contar con el legado musical que nos dejara el Maestro Pablo “Pau” Casals, a través de su ejemplo como conductor y director, sus composiciones y el amor que le profesó a Puerto Rico.  El Maestro Casals viajó por primera vez a nuestro terruño en el año 1955 y al año siguiente fundó el Festival Casals, el cual es considerado una de las actividades culturales más relevantes en el panorama internacional. El Festival Casals condujo a la creación de la Orquesta Sinfónica siendo el propio Maestro Casals quien dirigiera su concierto inaugural.

La Corporación de las Artes Musicales (CAM) administra, coordina e implanta dos programas principales: la Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico (COSPR) y la Corporación de las Artes Escénico-Musicales (CAEM).  Bajo el CAEM está el Festival Casals, el Festival Iberoamericano de las Artes (FIA) y el Festival de la Orquesta Sinfónica Juvenil de las Américas (FOSJA).  Además, el CAEM administra el Museo Pablo Casals el cual contiene memorabilia del Maestro Casals y una colección valiosísima de material audiovisual de pasados Festivales Casals.

Asimismo, la Corporación de las Artes Musicales promueve y fomenta el máximo desarrollo y el enriquecimiento de la música y del arte escénico-musical en Puerto Rico, a través de talleres educativos, conciertos e intercambios culturales. La Corporación está comprometida en continuar llevando al pueblo puertorriqueño a través de sus programas y subsidiarias, la más variada propuesta musical y proseguir con el desarrollo de las artes musicales para el disfrute y deleite de todos.

El Maestro Casals mantuvo siempre una incansable dedicación a la defensa de la paz. Sabía muy bien que la música es el maravilloso lenguaje universal que une a los pueblos más allá de fronteras políticas, sociales y culturales.  Por eso, puso al servicio de la humanidad su talento musical y se dedicó a defender la paz como un ideal sagrado al que todos debemos aspirar.

Esta herencia cultural, insoslayable y extensa, es nuestra.  Vivámosla y disfrutémosla como un instrumento de paz, tal como nos invitó a hacer el Maestro Casals.

“Exhorto a los músicos de todo el mundo a que pongan la pureza de su arte al servicio de la humanidad para unir a los hombres en un mismo vínculo fraternal”.

–Pau Casals

Rafael E. Irizarry Cuebas
Director Ejecutivo de la Corporación de Artes Musicales