Nuestra Historia

En 1980, la Asamblea Legislativa de Puerto Rico aprobó una serie de leyes relacionadas con el fomento y desarrollo de la cultura. Algunas de estas leyes establecían mecanismos administrativos para el mejor funcionamiento de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, el Conservatorio de Música de Puerto Rico, el Programa de Cuerdas para Niños y la Compañía de Variedades Artísticas.  Es así que nace, bajo la Ley Núm. 76, del 30 de mayo de 1980, la Administración para el Fomento de las Artes y la Cultura.

Sin embargo, en 1985, la Asamblea Legislativa deroga dicha ley para crear, en sustitución de la Administración para el Fomento de las Artes y la Cultura, la Corporación de las Artes Musicales (CAM), para promover el desarrollo y enriquecimiento de los programas relacionados con las artes musicales. Las tres unidades centrales de la Corporación al momento de su creación fueron el Festival Casals (1956), La Orquesta Sinfónica de Puerto Rico (1957) y el Conservatorio de Música de Puerto Rico (1959).

La Ley Núm. 4 del 31 de julio de 1985, convirtió en subsidiarias de la CAM a la Corporación de las Artes Escénico-Musicales (CAEM) en virtud de la Ley Núm. 6 del 31 de julio de 1985; y la Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico (COSPR) en virtud de la Ley Núm. 3 del 31 de julio de 1985.

Diez años más tarde, tras una evaluación de las necesidades del Conservatorio de Música como institución educativa de nivel universitario, a tono con las últimas tendencias de la administración de instituciones educativas,  se crea la Ley Núm. 141 del 9 de Agosto de 1995 que le concede autonomía fiscal y administrativa al Conservatorio de Música de Puerto Rico y lo convierte en una corporación pública regida por una junta de directores designada por el Gobernador y aprobada por el Senado de Puerto Rico.

La labor principal de la CAM consiste en proveer los servicios administrativos y el apoyo gerencial necesario a sus dos corporaciones subsidiarias, la CAEM y la COSPR, y sus programas músico-sociales. La CAM administra también fondos de asistencia económica y becas para jóvenes músicos y recibe los fondos públicos otorgados por la Legislatura para el Teatro de la Opera y Ballets de San Juan.