¿Qué es la Orquesta?

La Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico (COSPR) reúne a músicos de trayectoria establecida y excelentes músicos jóvenes, activos también en el ambiente internacional. Su relevancia en la vida musical del país se puede apreciar en su serie anual de abonos, sus conciertos educativos, “pop” y de alcance comunitario, y su colaboración con el Festival Casals, el Festival Interamericano de las Artes y las compañías de ópera y ballet, entre otras. Asimismo, ha dejado su huella con exitosas presentaciones en el Caribe vecino, Centroamérica, Estados Unidos y España; además de haber sido la orquesta de Operalia, la competencia de canto fundada por Plácido Domingo.

La Sinfónica comenzó a germinar en 1956, cuando el maestro catalán Pablo Casals aceptó la invitación del gobierno para establecerse en Puerto Rico, donde nació y creció su madre, la mayagüezana Pilar Defilló. El concierto inaugural se celebró en 1958 en Mayagüez, dirigido por Casals. Como solista se presentó José (Pepito) Figueroa, violinista nuestro que ya había triunfado en Europa y Estados Unidos y quien, desde entonces hasta 1990, fue concertino de la orquesta.

El actual director titular es el respetado maestro chileno Maximiano Valdés. Otras notables figuras que han liderado a la orquesta a lo largo de su historia son los maestros Alexander Schneider, Juan José Castro, Víctor Tevah, Sidney Harth, John Barnett, Odón Alonso, Karl Sollak, Eugene Kohn, Guillermo Figueroa y el director emérito Roselín Pabón.

Durante la temporada 2015-2016 la Sinfónica celebrará su 57 aniversario con una interesante serie de abonos que tienen lugar en la Sala Sinfónica Pablo Casals, espacio idóneo para su desempeño; inaugurado por la Orquesta en el 2008 como parte del complejo cultural integrado por el Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré y el Distrito Cultural de Santurce.

Nuestros Objetivos:

  1. Fomentar la creación de un ambiente artístico adecuado para el estímulo y desarrollo profesional del talento musical puertorriqueño.
  2. Desarrollar en la ciudadanía, mediante programas educativos, el cultivo del aprecio a la música sinfónica de los diferentes períodos hasta la época contemporánea.
  3. Proveer oportunidades a jóvenes instrumentistas egresados del Conservatorio de Música, y otras instituciones educativas en el campo musical de formar parte de nuestra Orquesta Sinfónica.
  4. Estimular los valores del País, proveyendo oportunidades de exposición a solistas y a compositores puertorriqueños a que estrenen sus obras.
  5. Propiciar el disfrute de la música sinfónica en el más alto marco profesional.
  6. Ofrecer conciertos gratuitos a diversas comunidades.
  7. Colaborar con organizaciones culturales, educativas, cívicas, gubernamentales y privadas en el proceso de educar un público con un sentido más crítico en la apreciación del repertorio sinfónico.